Experiencias de una madre que cuenta como su niño se siente: 

A mis queridos amigos de APANH:

Soy un niño que nació el 11 de septiembre 2006 en la ciudad de Cochabamba en el hospital UNIVALLE, a las 3: am tengo 2 hermanas Marcela y Jhouliana, mis padres  están seguros que yo nací muy bien mi mami me llevaba a todos mis controles médicos y siempre me decía que reaccionaba muy bien, fue cuando yo cumplí 6 meses que no podía sujetar mi cabecita, siempre se  me caía, fue entonces que tuve que asistir a fisioterapia: con ayuda de los ejercicios fui mejorando, a mis 8 meses enferme lo que fue el rotavirus, enferme muy terriblemente con una temperatura muy alta tan solo me dieron ibuprofeno y tuve que irme a mi casa así pasaron los días y cumplí 1 año,  empecé a caminar a los 15 meses y me pude parar y luego empezar a corretear tras mi mama y mis abuelitos. Pasaron 2 años mas sin novedades hasta que a mis tres añitos, mi mamá se preocupo porque lo único que yo decía era má y pá, eso sí que  preocupo me llevaron a unos especialistas mediante mi seguro me hicieron varios estudios a los tres añitos me detectaron que yo era un niño con HIPOACUSIA , obviamente todos se pusieron tristes por que yo llegue a una familia donde yo soy el REY, por que era el único varón a parte de mi papi claro pero era y soy el REY, fue desde entonces que toda mi familia se unió mas por que mis padres necesitaban mas apoyo.

Mis papás me llevaron al Instituto de Audiología, allí me inscribieron a los 3 años mi primera profesora Paola era la mas buena de todas me cuidaba y me protegía por que yo era el único y el mas pequeño en ese entonces empecé a ir a la escuela y a vocalizar.

Mis papas compraron un solo audífono a medio uso  pero no me ayudo mucho paso un año yo pase a pre-kínder ahí me dieron una amplificadores con ese pequeño aparato empecé a oír y a hablar ahora pronuncio papá, mamá, Marcela, Julita, Pete, Paola; no muy claro pero mi intenciones copiar lo que me dicen.
Hoy tengo  5 años estoy en kínder en la Unidad educativa de Audiología por la mañana y por la tarde en Jardín de niños Niños Soruco, soy un niño muy educado me gusta compartir con todos y que todos me quieran, en mis dos escuelitas siempre los niños juegan conmigo.
Ahora que soy un niño como mis compañeros de APANH queremos que todos los niños , jóvenes, papás y mamás nos quieran nos respetan y tengan un poco de paciencia con nosotros lo que bien cierto dice un dicho   “NO TE ESCUCHO CON MIS OIDOS PERO TE PUEDO ESCUCHAR CON MI CORAZON”  los quiero su amigo.

Testimonio de padres que buscan que su niña tenga mejores oportunidades en la vida:
Nuestra lucha por rehabilitar a nuestra hija inicia cuando tenia apenas 3 meses de edad y nos dimos cuenta que ella no escuchaba, acudimos a diferentes profesionales relacionados con su problema es decir médicos, pediatras, neurólogos, otorrinolaringólogos, psicólogos, etc. Para poder rehabilitarla pero lamentablemente nos indicaban que era muy pequeña y que debíamos esperar que terminara de desarrollar su cerebro, entre tanto, le realizaban los potenciales  evocados auditivos para ver cuanto había mejorado su audición y también asistía donde una fonoaudióloga y recibía terapia auditiva-verbal quién nos indicaba que nuestra hijita iba a hablar y que debíamos tener paciencia, pero al pasar el tiempo no veíamos resultados en ella pues no decía nada aunque nos indicaron que su nivel de audición era lo suficiente para que ella hable, paso mas tiempo y nada, finalmente a tanta insistencia y peregrinación de un medico a otro, logramos que le coloquen audífonos cuando ella tenia 4 anos de edad, tuvimos la suerte de encontrar a una persona sincera y profesional que trabaja con mi hija impartiéndole la terapia  Auditiva verbal durante seis meses y después nos indico que lamentablemente no se tenía respuesta de la niña  y que posiblemente tenia otro problema pues no respondía a la terapia, de modo que por recomendación de ella la llevamos a la Argentina  a que le realicen exámenes para determinar que estaba pasando con nuestra hija, lamentablemente el diagnostico fue que tenia hipoacusia  bilateral profunda, y que los audífonos no le daban ninguna ganancia y que necesitaba el implante coclear lo antes posible pues ya había perdido  5 años de aprendizaje, entonces logramos comunicarnos y organizarnos con otros papás  en Bolivia que tenían hijos con el mismo problema que nuestra niña;  para poder hacer los implantes en Bolivia  lo cual no se hacia, el costo de los implantes era muy elevado , logramos algunas ventajas con una empresa que realiza la venta de estos implantes, pero aun así el costo era demasiado alto 18.000.- $us,  conseguir el dinero no fue fácil pues tuvimos que solicitar préstamo a la banca, siendo que en Bolivia no se cuenta con la ayuda de las autoridades para estos casos, finalmente logramos reunir el dinero y enviarlo a EEUU y hacer traer el implante a Bolivia resultaba demasiado caro pero lo tuvimos que hacer, lamentablemente después de haber logrado todo esto con mucho sacrificio, cuando el implante se encontraba ya en Bolivia la aduana nos decomisa y quiere que paguemos un arancel de casi 4.000.-$us , pedimos ayuda a las autoridades de la Aduana para que nos devolvieran el implante indicándoles que era para rehabilitar a una niña y no para hacer negocio pero ninguna de las autoridades de la aduana  nos quisieron ayudar y nos indicaron que solamente el Presidente o Vice Ministra de hacienda podía hacernos la liberación de Aranceles aun cuando existía la Ley de las Personas con Discapacidad donde  indicaba que este tipo de aparatos  eran exentas de cualquier arancel, tuvimos personalmente que buscar a la  Vice-Ministra de Hacienda llegar a ella no fue fácil pues debíamos pedir audiencia, pero no podíamos esperar pues la cirugía  debía realizarse en una semana, ya que el médico especialista  venia de la Argentina para hacer las cirugías así tuvimos que darnos modos para llegar a ella  y cuando finalmente lo hicimos le explicamos personalmente para que servía el implante  y ella nos entendió y nos ayudo para poder retirarlo de la Aduana y así logramos operarla a nuestra hija cuando ella tenia cinco anos y medio, ahora ella es una adolescente y estamos muy satisfechos por todos los avances que ella a podido lograr, ella esta hablando no de corrido pero ya se deja entender, comprende todo lo que se le dice y especialmente escucha todos los sonidos aun los mas agudos, su rehabilitación ha sido muy lenta  porque además ella tenia problemas de retención  y no tuvo la ayuda de mama durante tres anos porque tuvo que ir a trabajar al exterior para poder pagar su implante, de todas maneras estamos satisfechos por todo lo que estamos haciendo por ella , lo importante es que estamos viendo resultados positivos y nuestros próximos pasos es que ella aprenda a leer y escribir para poder ser autosuficiente y logramos también a futuro una inserción laboral para que pueda defenderse en la vida…..”nada es imposible cuando existe fe y se persevera en la vida”.

Testimonio de una miembro joven hipoacúsica de la Asociación.

 La primera vez que vine a la reunión de APANH cuando mi mamá me trajo, no entendía bien para que me llevó  a la Asociación.  Después con la interprete que me ayudaba y me explicaba empecé a interesarme cada vez más en la asociación, pensando en el trabajo y el apoyo que yo podía brindar a los niños de APANH con la experiencia que he tenido como una persona hipoacúsica en Bolivia. Estoy contenta porque los miembros de APANH me dieron la oportunidad de participar en la directiva otorgándome una gran responsabilidad que me gusta, y espero en el futuro seguir trabajando para lograr la integración de los hipoacúsicos a nuestra sociedad y que la APANH crezca más.

 “Para quienes tienen los oídos sanos, escuchar parecería no ser un privilegio y es parte de la vida cotidiana, sin embargo, para aquellos que viven en un mundo de silencio el escuchar es un milagro.”